Terapia individual

En las sesiones, trabajamos las situaciones o motivos que te están produciendo sufrimiento, bloqueo o donde te has enredado.

Prestamos atención a qué te está ocurriendo, cómo te sientes y actúas, cómo te relacionas y qué dificultades tienes para hacerlo de otra forma. Esta toma de conciencia y mirar el problema desde otros ángulos hace que el conflicto o síntoma inicial se transforme en una oportunidad de activar tus recursos ya presentes y aprender otros nuevos para poder llevar una vida más plena.

El objetivo de la terapia no es ser alguien distinto a quién se es, sino soltar lo que ya no nos sirve, lo que se nos ha quedado pequeño, lo que nos bloquea.

Poco a poco, vamos eliminando lo que nos impide ser, estar y relacionarnos con plenitud y ligereza. Este soltar a veces cuesta, porque tenemos una idea muy rígida acerca de quién somos y además tenemos miedo a lo desconocido.

En el proceso terapéutico, nos vamos dando cuenta que somos más amplios de lo que nos imaginábamos en un principio y por lo tanto tenemos más capacidades y posibilidades de vivir en bienestar, los miedos y preocupaciones van ocupando su tamaño real y a veces incluso desaparecen.

La terapia, es por lo tanto, un espacio para trabajar nuestra parte menos explorada y profundizar en nuestra conciencia para conseguir vivir más integrados en el presente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies